miércoles, 17 de marzo de 2010

Buscando trabajo (Manolete y la paja en el ojo ajeno)

Es una lata esto de buscar trabajo. En estos días post apocalípticos en que todo quiere volver a la normalidad, enfrentarse a los avisos laborales es un ejercicio que me agota. Haciendo memoria, en general he llegado a mis pegas anteriores por recomendaciones y el siempre menospreciado boca a boca, lo que no es precisamente una motivación a la hora de enfrentarme a los cuestionarios online de las empresas. 
Mi CV es extrañísimo. Tiene altas cúspides del periodismo informativo al lado de libreteos humorísticos. Experiencias en TV y en el extranjero, aderezadas por notas para revistas de camiones y asesorías a la Iglesia. Variopinto dirán algunos, "desperfilado" otros. Sin mucha experiencia estratégica y corporativa práctica, que parece ser -quizás por qué- lo que la gente busca hoy.
Creo que lo peor de todo el proceso de postulación permanente es el ítem "pretensiones de renta". Nunca entendí por qué nadie dice "se ofrece tanto" y listo. ¿Qué poner? ¿Será mucho, poco? Te traspasan un problema al final. Si después no te llaman porque contrataron al hijo de un amigo, te quedas pensando "quizás estoy cobrando muy caro"... y si te dicen que bueno piensas "debí haber pedido más". Uno no está para soportar ese estrés en esta época aciaga. Bueno, y tampoco otros, como el de estar en la casa sin más norte que un partido de la Copa Libertadores en la noche o hacer las tareas por la tarde (expresión que con una hija pseudo rebelde de 9 años, en Cuarto Básico, no tiene ni la más mínima pizca de doble sentido). Habrá que tener paciencia, supongo.


La cosa sesual
A estas alturas del partido es difícil que a uno lo sorprendan... pero la filtración del video de Manuel Neira en el baño es absurdamente bizarra. Tomando en cuenta el largo historial de videos "secretos" que han salido a la luz (cómo olvidar el de su ex insultando a una compañera de trabajo junto a otras figuras de la TV), resulta inexplicable que alguien mantenga en su celular una pieza de "cine arte" tan preciada. Para los que no se enteraron, apareció un video en que el futbolista figura frente al espejo en un baño, "autocomplaciéndose" mientras se graba con el celular. Vale decir, con un aparato en cada mano. Un autogolazo que seguramente lo perseguirá por el resto de sus días. Justamente el siempre atinado diario El Mundo difunde un estudio según el que Manolito sería un tipo insatisfecho e infeliz... aunque todos sabemos que hay estudios y encuestas inglesas para todo... ¿Qué paja, no?



5 comentarios:

  1. Hola!
    Eso de las "pretensiones de sueldo" es una de las cosas que más me asusta para cuando vaya algún día a buscar trabajo. Mi plan es pedir de más, para que me digan "no, no, ofrecemos tanto", y de lo que me digan, pedir todavía un poquito más (porque seguro que ofrecen de menos, no?).
    Del video de M. Neira no tenía la menor idea, pero yo creo que a veces estos videitos "filtrados" los echan a correr los mismos protagonistas, para que hablen de ellos un rato, ¿puede ser?

    ResponderEliminar
  2. Tampoco tenía idea lo de Manolito, en qué mundo vivo por dios!

    No queda más que tener paciencia, tampoco digamos que llevas taaanto tiempo buscando pega y sabemos que el ambiente es así-
    Mucha suerte y trata de no abandonar el blog cuando encuentres trabajo, que ojalá sea uno y no 4 simultáneos como te suele pasar.

    ResponderEliminar
  3. Es horrible la pregunta sobre las expectativas o pretensiones de sueldo. Cuando me enfrento a ella, siento como si me preguntaran "¿Si tuviera que elegir, ¿mataría a su madre o a su hija?". Llevo un rato buscando trabajo y tengo la sensación de que he sido descartada de todas las ofertas por pedir mucha plata. Incluso me imagino a los "expertos" en selección de personal agarrándose la guata de la risa al leer la cifra que puse. Y para colmo, no queda otra que mentir, porque si es por pretensiones, claro, a mí me gustaría ganar entre dos y tres millones de pesos.

    En fin. Unos amigos me dijeron que tenía que aspirar a un salario más bajo, lo que implica -todos sabemos- tener que conseguir una segunda pega. Eso trae como consecuencia inevitable cansancio y estrés, además de un perjucio directo en la calidad de vida, por lo que finalmente uno no rinde el 100% ni en una ni en otra parte. Pero seguramente la gente que selecciona no piensa en eso, ¿cierto?

    ResponderEliminar
  4. Dharma: Es verdad lo de los videíllos, pero dudo que Manolete haya querido promocionar de esta manera su paso por la Unión Deportiva Las Palmas.

    Marcela: Si no sabías lo de Manolito te estás informando en los sitios equivocados (que insisten en las informaciones de reconstrucción, bonos y royalty). El blog seguirá mientras la gente lo pida... y es cierto, no llevo tanto tiempo buscando pega. Ojalá sea una con una alta remuneración. Se acerca el mundial y todavía no logro la meta del plasma. Preocupante.

    Querida Michelle: Te acompaño en tu sufrimiento. Los expertos seleccionadores son un misterio de Fátima para mí. Yo he llegado a tener 3 o 4 pegas a la vez. El consejo de los amigos sirve para conseguir algo rápido... porque claro, a un Mercedes Benz le pintas el techo amarillo y también sirve de taxi, aunque esté hecho para cosas mejores. A veces hay que esperar, y como diría ese gran filósofo que es Manolito Neira... buscar la aguja en el pajar... jaja.

    Gracias a todas por comentar (parece que este blog tiene pura concurrencia femenina, no?)

    ResponderEliminar
  5. Te voy a explicar.... Dharma, Michell y yo somos amigas bloggeras!! Es más a la Michu la conocí en vivo y en directo...bastante freak para algunos...así que la fuerza femenina irá en aumento jajja

    ResponderEliminar