sábado, 6 de marzo de 2010

El negocio solidario (la "odisea" y la mano de gato)


Por lo general me despierto temprano. Como a las 8 AM, a veces antes. A esa hora me pongo a leer los diarios en internet. La mayoría tiene sus ediciones íntegras en la red, así que el trámite es fácil. Tampoco es que lea todo, en general es un mix de los títulos de noticias que ya viste el día anterior, un par de sorpresas y la revisión obligatoria de la sección deportiva, excelente vía de escape para no leer nada más del terremoto. Igual es imposible no reparar en los avisos que aparecen estos días. Veo cómo grandes casas comerciales y empresas ofrecen "descuentos" para ayudar a la reconstrucción, o ese vacío "si usted compra uno, nosotros regalamos otro a la gente que necesita" (como si uno no estuviera pagando por los dos productos). Son los buitres del retail, que concentrados en seguir con su negocio, quieren hacernos creer que su conciencia social alcanza para algo más que comprar un aviso a página completa en el diario y agregarle una bandera chilena. Y aunque eso no quita que algunos sí estén ayudando, me cuesta ver cómo nos transformamos en la tierra del "gato por liebre". Una compañía japonesa regalará el 2% de la venta de cada auto a los damnificados (qué generosos); una cadena anuncia que tiene todos sus shoppings abiertos, con el slogan "Arriba Chile" (sin comentarios); una empresa de venta de artículos de construcción baja sus precios en un 10% en la zona más afectada (habría que darles un galvano o algo). El negocio solidario parece no comprender eso de "dar hasta que duela". "Imagínate un mundo… en el cual el sentido común nos llame mucho más a dar y entregar, que a quitar", dice la carta de Roger Waters, cerebro de Pink Floyd, a los chilenos, un texto que escapó con creces a la clásica "nota de saludo" de un famoso al país en desgracia, con un par de reflexiones que sería bueno llegaran a los oídos de Ban Ki Moon, secretario general de la ONU de visita por acá.
Entremedio, una nota rescata la "odisea" de Juanes para llegar a la Teletón, lo que da cuenta del lenguaje de estos días. Lo del colombiano es un esfuerzo, lo de la gente que tiene que buscar a familiares entre los escombros, o simplemente viajar horas para hacer una cola eterna y comprar víveres -en las pocas horas en que no están en toque de queda- me suena más a odisea. O el viaje de la gente anónima que va a dejar donaciones al Sur. O el esfuerzo de los amigos que van a armar mediaguas este fin de semana (un tremendo abrazo). En medio de un panorama en que todo es "dantesco", según tanto colega, a veces se pierde la necesaria pespectiva.

Mano de gato
Leo en la web la historia de un tipo que comenta que a su tía, y a todo su edificio, la constructora le ofreció un departamento nuevo con tal de que no denuncie el mal estado en que quedó el actual con el terremoto. Así, la empresa puede darle una "mano de gato" y volver a comercializar el inmueble, perjudicando a otra familia, pero no su imagen. La tía y sus vecinos dijeron que sí.
Ayer fuimos, junto a mi mujer y mi hija, a una nueva ecografía. Todo está bien, según el doctor, a pesar de la contracción permanente que tiene la Pame desde el terremoto. Mi futuro hijo, de cinco meses, se mueve como loco, patea y agita las manos. Como su papá, algo parece tenerlo molesto.  

4 comentarios:

  1. y pensar q una minima parte de la fortuna del presidente electo podria levantar varias ciudades..todavia no me explico porque Chile opto por el ICONO de la INJUSTICIA SOCIAL, no deja de darme ira

    ResponderEliminar
  2. Lo más curioso es que -a pesar de que fue y es una preocupación constante de los medios- a la gente pareció no importarle que ni siquiera se hubiera desprendido de sus acciones antes de elegir. De hecho lo más seguro es que se transforme en presidente, aún como accionista de Lan. Una curiosidad a la chilena.

    ResponderEliminar
  3. Marcela4:04 p. m.

    1. Siento que amo a Roger (Waters). ¿Está soltero todavía? La diferencia de edad no me importa.
    2. Los avisos publicitarios pors terremoto, maravilloso. Eso es lo que nos levanta a los chilenos. Imagínate que Ripley postergó un mes la cuota de marzo y sin cargos adicionales lo cuál anucia a página completa y un sentido spot de televisión. ¿quedarán vacantes para nóvel de la paz?. Ups, espero que no postulén al Guasón.
    3. Lo de la teía de tu contacto lo encuentro de frentón horroroso. Creo firmemente y cada vez más en la teoría del shock. Hay que difundir más eso.
    4. Que bueno que el campeón está bien! de chiquitito va forjando el carácter no más. Pobre Pame, me imagino los nerviós. Un poco de música tal vez relaje la contracción

    ResponderEliminar
  4. 1. Dudo que esté soltero. Más allá de la diferencia de edad, está cada vez abrochándose el pantalón más arriba, y un poco más encorbado, lo que no puede ser una buena señal.
    2. No sé si me convence la figura del Guasón, estando Dos Caras y el mismo Bruce Wayne (millonario traumado), en la galería de personajes disponibles. Si lo ganó Obama en guerra, el Nobel lo puede ganar cualquiera.
    3. Algunos optan por la teoría del shop, hasta ver las cosas borrosas.
    4. Por más que les canto no se relaja la guata. Parece que el problema soy yo... Un abrazo!

    ResponderEliminar