jueves, 8 de abril de 2010

¿Estaremos dando vuelta la hoja? El negocio editorial y el iPad


No sé si la gente hace muchas segundas lecturas hoy. Pero mientras el mundo se obnubila con las bondades del iPad de Mac, y antes por lo práctico del Kindle de Amazon, las grandes editoriales tiemblan, precisamente, por un tema de lectura. Según un estudio del sector, en España, que difundió el periódico español El Mundo, la llamada 'piratería' digital en el mundo del libro ocasiona pérdidas de 150 millones de euros, lo que supera ya a la fotocopia no autorizada, que ronda los 100 millones de euros, según cálculos de los propios editores consignados por el diario.
El negocio está cambiando, y seguramente las editoriales están tomando nota, en especial en países como Chile, donde comprar libros es un lujo para los sectores más acomodados (ni hablar de comprar el nuevo "chiche" de Mac), en momentos en que el libro "de cuneta" está siendo amenazado por su versión pirata-digital, gratuita y legible desde cualquier PC (en un iPad se deben ver mejor aún). Claro, aún estamos lejos de que aparatos como los antes mencionados sean parte de la vida cotidiana, por su precio y por la aún escasa oferta de títulos en español para descargar (legales), pero no pasará mucho para que ambas afirmaciones cambien (¿se acuerdan cuando los celulares parecían ladrillos?). Así las cosas, el mundo gira la mirada hacia los e-books, legales e ilegales, mientras los editores parecen resistirse al cambio. ¿Cómo afectará esto a los creadores? Probablemente poetas y narradores encontrarán en la nueva tecnología una manera de "saltarse" a las grande casas editoriales, lo que posibilitará una mayor oferta de títulos, pero también la proliferación de "talentos" que no habrían merecido estar en las estanterías de las librerías. Muchos se aventuran a decir que el iPad o el Kindle no reemplazarán a los libros, su textura y su capacidad para estar en todos lados sin llamar la atención (difícil que alguien se atreva a sacar uno en una micro o el metro), pero son un primer paso. ¿Estaremos dando vuelta la hoja? ¿Serán las librerías los futuros Blockbusters, dedicados más bien a subsistir?

La reflexión pobre, siempre en La Gente Lo Pide!!!

4 comentarios:

  1. Anónimo12:25 p. m.

    Tanto bombo que se le da a un dispositivo que ni siquiera se puede comprar en Chile. Los medios nos venden la pomá de que estamos insertos en el primer mundo, pero al final sólo podemos acceder a las bondades (o curiosidades) del desarrollo tecnológico de chanfle. Como yo, que me gané un Iphone de puro colado a una fiesta Movistar (igual es terrible de bacán el celu y -por lo mismo- nica los saco en la micro).

    Félix, quien sí palpó en el primer mundo

    ResponderEliminar
  2. Es verdad estimado Gato. No me queda claro qué palpaste en el primero mundo eso sí. Éxito!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2:47 p. m.

    en lo personal me encanta la tecnologia, pero no cacho na..tarde o temprano todo se transformará en un chip, ojala le suceda pronto a la caca del charly que me tiene chata(esculturas muy superiores a las de la mara)..
    pali

    ResponderEliminar
  4. Es muy difícil que un chip supere al espontáneo harte fecal de un perro. De todas maneras creo que el dueño de casa debería hacer un esfuerzo y preocuparse por la "exposición"... Éxito y gracias por leer siempre...

    ResponderEliminar